jueves, 6 de octubre de 2011

Reproducción en animales

Los animales, dependiendo de su complejidad estructural y de las condiciones ambientales en las que se encuentren, pueden presentar reproducción sexual o asexual, según  se produzca o no una unión  de células especializadas. En los invertebrados es común la reproducción de tipo asexual aunque también  algunos grupos se reproducen sexualmente. En los vertebrados, predomina le reproducción sexual aunque pueden reproducirse mediante divisiones mitóticas como en el caso de la partenogénesis en especies como el dragón de comodo. 

Reproduccion sexual: En la reproducción sexual se origina un organismo a partir de dos progenitores y ocurre en la mayoría de organismos, desde los mas simples hasta los mas complejos .Cada progenitor aporta un gameto que ,como vimos anteriormente, se produce por divisiones meióticas: el progenitor masculino aporta un gameto masculino y el progenitor femenino aporta un gameto femenino. Estos gametos se fusionan mediante el proceso de la fecundación, para dar origen a un cigoto que, luego de varias divisiones sucesivas, formará un individuo.En este tipo de reproducción a diferencia de la reproducción asexual el ADN  que favorece la adaptación al medio y el mantenimiento de las especies a través del tiempo.


Reproduccion asexual: Loa tipos de reproducción asexual en los animales son: la fragmentación, la gemación y la partenogénesis.

La fragmentación es la generación de organismos nuevos a partir de fragmentos de un organismo existente; los nuevos organismos serán diploides (2n). Este tipo se reproducción es común en organismos como las planarias, las estrellas de mar y los erizos de mar.

la gemacion consiste en la aparicion de abultamientos o yemas que crecen hasta convertirse en un organismo independiente diploide (2n). Este nuevo individuo puede separarse o crecer unido al organismo inicial formando colinas. Es el tipo de reproduccion de las hidras y de los corales

la partenogénesis es el proceso que ocurre cuando un organismo haploide (n) se desarrolla a partir de un óvulo no fecundado. Es un proceso común en las abejas  y las hormigas, así como en algunos crustáceos  y otros invertebrados. También  se presenta, aunque raramente, en vertebrados como ciertos peces, lagartos y anfibios. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada